martes, 11 de septiembre de 2007

¿POESIA EROTICA Y MACABRA?


La vida, oscura mecla de llantos y de armonías, sonidos que viene de más acá. Te amo, llegaste. Si mueres, moriré, en verdad, no duermo, muero, renazco cada día. Prostituído Popl Vuh. Analízame con la Teoría de los Fractales.

Vayanse todos a la misma mierda, que volverse loco es no poder amar. Basta de sandeces, mueran los "soñadores". Cuando serás Felíz?, la próxima semana?, fluoxetina en grágeas?




Armando Uribe resulta ser, para el observador de la sociedad chilena surgida después de la dictadura militar, un ave rara. Y es que este jurista, ex diplomático, poeta y ensayista se ha convertido en una suerte de vigía de la conciencia nacional, disparando sus dardos sobre la hipocresía y la injusticia que, según él, campea en nuestro país.
Célebres han sido en este sentido sus cartas abiertas a personajes de la vida pública, y lo mismo sucedió con El accidente Pinochet, diálogo que el poeta mantuvo con el filósofo Miguel Vicuña durante el proceso que el general sufrió en Londres.Para Uribe Arce la rabia es el motor de una actitud vital que no deja de indignarse ante el estado de cosas que le tocó vivir, y que se expresa con potencia tanto en sus ensayos como en su poesía.
En esta última, la voz de Armando Uribe se vuelve un desgarro para enfrentar las constantes de su obra poética: el dolor, la persistencia de la muerte, el asombro ante la divinidad.





TE AMO, TE ODIO


Si mueres, llévame.
Si te quedas, espérame, y si me amas, dímelo,
Muero de amor por una muerta
Divinidad humanizada
por mi
que ahora yace yerta
me quiere
no me quiere
nada.
La amo aunque sea esqueleto
con la carroña alrededor
a sus pies seré roedor
puñado de cenizas
un feto.

No te amo, amo los celos que te tengo,
son lo único tuyo que me queda,
los celos y la rabia que te tengo,
hidrófobo de ti me ahogo en vino.


No te amo, amo mis celos, esos celos
son lo único tuyo que me queda.
Cuando desaparezca en esos cielos
de odio te ladraré porque no vienes.


Te amaré en esta vida y en la otra,
que de haberla, la hay,
de eso no estoy seguro todos los días,
los más si, los menos, a veces.

Quizás a falta de sueño, más amor.
Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.(Quevedo).

Duerme bien. Para eso, eres mujer. Te gusta?,
a mi si me gusta que lo seas.
Egoísmo ególatra narcisista.
He dicho tres palabras que se resumen en una,
no me importa.
Te amo.

1 comentario:

ABRAXAS dijo...

Hola. Llegué acá buscando un texto de Allan Poe acerca de las 4 condiciones para ser feliz. Google me tiró acá.
Ya lo vez, no es oro todo lo que reluce, ni toda la gente errante anda perdida.
Agradable encuentro.
A ver si pasas a saludar...
Saludos